Los beneficios de la Terapia Led en tratamientos faciales sin cirugía

por Clínica Granado-Tiagonce

En este artículo os presentamos la máscara Spectrum Mask del laboratorio Sesderma que está teniendo mucho éxito en las clínicas de medicina estética en Madrid y que recientemente hemos incorporado en nuestra unidad de medicina estética láser como tratamiento específico o como complemento de nuestros tratamientos faciales sin cirugía.

La máscara Spectrum es un sistema multifunción para cara y cuello que cuenta con tecnología Low-Power Led y corriente galvánica. Esta máscara se caracteriza por su diseño ergonómico que permite obtener una energía más intensa por el contacto directo con la piel (hay unos 2 milímetros de distancia entre luz y piel). En función de la longitud de onda de emisión la luz LED de la mascarilla adquiere distintos colores y alcanza diferentes estratos cutáneos donde incide sobre las estructuras celulares desencadenando lo que se conoce como estimulación celular fotodinámica.

La máscara tiene tres longitudes de onda: azul, roja e infrarroja. Usamos cada tipo de luz según el tratamiento de medicina estetica madrid que vayamos a realizar: desde acné a cuperosis o fotoenvejecimiento, entre otros, actuando directamente para reducir arrugas, rojeces, poros o pigmentaciones del tejido facial. Además, la corriente galvánica permite la penetración de sustancias en capas más profundas de la epidermis y mejora el flujo sanguíneo que es la forma natural que tiene el cuerpo de ayudar en el proceso de curación.

Luz roja: es perfecta para los tratamientos antiedad, esta luz ayuda a que los principios activos de los productos utilizados en los tratamientos se absorban en los niveles más profundos de la piel y estimula los fibroblastos acelerando la producción de colágeno y elastina. Tiene un efecto antiinflamatorio que complementa los tratamientos faciales sin cirugia como peelings o el tratamiento postoperatorio de un lifting. La luz roja puede complementarse con la infrarroja que mejora el proceso de cicatrización acelerando el flujo sanguíneo lo que contribuye en el proceso de curación.

Luz azul: es específica para el tratamiento del acné, se usa con geles y cremas específicos que contribuyen a destruir las bacterias que causan el acné, ayuda a difuminar las marcas y regula la producción sebácea, además de calmar la piel.

Luz blanca: es perfecta para tratamientos faciales de efecto lifting ya que atenúa las líneas de expresión, regenera la piel y mejora la flacidez.

Se trata de un tratamiento indoloro y sin efectos secundarios que puede realizarse en todas las épocas del año y se puede complementar junto a otros tratamientos médicos para potenciar los resultados. Los efectos del uso de la mascarilla son visibles desde la primera sesión y es un complemento perfecto en otros tratamientos faciales sin cirugía como mesoterapia facial tratamiento, hilos tensores, peelings, etc. ya que ayuda a incrementar sus resultados permitiendo que los principios activos usados en estos procedimientos penetren en la piel de manera más profunda.

La Spectrum Mask se aplica en cabina en sesiones de 15 a 30 minutos después de alguno de nuestros tratamientos de medicina estética con la idea de que sea una experiencia que relaje la piel y a los pacientes complementando los resultados de nuestros protocolos. En nuestra clínica estetica madrid también la utilizamos después de las infiltraciones de botox para mejorar las infiltraciones y conseguir una mayor durabilidad de las mismas.

Comparte este artículo