TRATAMIENTO

Mentoplastia

En muchas ocasiones, pequeños detalles del rostro, que se pueden solucionar con cirugías mínimamente invasivas, producen grandes cambios en los pacientes, mejorando su aspecto de forma exponencial. Esto sucede de forma habitual en los pacientes que solicitan una mentoplastia, y que tras ella consiguen suavizar sus facciones y mejorar notablemente su perfil. En algunos casos, son personas que necesitan un aumento en la proyección del mentón, y en otros casos, son personas que necesitan reducir esa proyección , teniendo en ambos casos que proceder siempre a simetrizar éste con el resto del rostro y lograr un rostro más armónico y proporcionado.

No es raro encontrar a personas  con importantes alteraciones en la posición del mentón que afecta de forma importante en su aspecto, afeando su rostro y endureciendo sus facciones. La cirugía del mentón o mentoplastia se encarga de recuperar esa proporcionalidad de la barbilla, siempre en personas que no tengan desviaciones u otro tipo de problemas funcionales. En muchas ocasiones la mentoplastia puede necesitar de una ortodoncia adicional, para obtener finalmente un buen resultado estético en los pacientes.

La barbilla es una de las tres partes del rostro que más definen la estética del rostro de una persona,. Si consideras que eres una persona con el mentón muy grande o todo lo contrario, excesivamente pequeño, y que esto afecta a la armonía de tu rostro, la mentoplastia es la cirugía que necesitas.

¿TIENES DUDAS?
Contacta con nosotros

913 521 697

¿Qué es la mentoplastia?

 

Como ya hemos avanzado, la mentoplastia, es la cirugía facial que se encarga de corregir la posición de la mandíbula, con el objetivo de armonizar rasgos faciales. Antes de realizarse este tipo de cirugía, en nuestra Clínica, realizamos un pormenorizado análisis facial de nuestros pacientes, y en muchos casos requerimos de pruebas adicionales como puede ser un escáner cráneo facial que nos ayude a determinar específicamente el tipo de procedimiento más adecuado para tratar al paciente.

Existen tres formas de abordar estas cirugías, con prótesis, sin ella, mediante una osteotomía deslizante o bien en tercer lugar mediante una infiltración de tejido graso del propio paciente, realizando una pequeña lipoescultura previa. Las tres formas de abordaje, consiguen resultados permanentes en los pacientes, y será el pormenorizado estudio previo el que nos dará las pistas necesarias para saber cual es la mejor técnica en cada persona.

Algunos pacientes pueden ser candidatos a más de una técnica, y en estos casos teniendo en cuenta sus hábitos diarios y sus rutinas laborales y personales, nos decantamos por una u otra cirugía. En las mentoplastia con prótesis, utilizamos prótesis específicas normalmente de silicona con una textura muy similar a la del hueso humano, que resultan imperceptibles una vez introducidas en la barbilla del paciente y cuyo resultado, en los casos prescritos, es completamente natural.

Existen diferentes tamaños de prótesis que escogeremos de forma específica en función de las necesidades  de cada paciente y del resultado que deseemos obtener. El abordaje en estos casos  puede ser intraoral o en el cuello por debajo del mentón, siempre realizando unas incisiones mínimas que con el paso del tiempo resultan imperceptibles.

Para nosotros como cirujanos plásticos, esta opción, es la que más utilizamos siempre que sea posible, sobretodo por la rápida recuperación del paciente y el sencillo postoperatorio que conlleva. En el caso de necesitar una osteotomía , palabra que significa sección del hueso, tendremos que realizar pequeños cortes en el hueso que nos permitan luego desplazar una porción del hueso de la mandíbula., que nos permita corregir el defecto e incluso en determinados casos más complicados, llegar a acortar una cara que resulte excesivamente larga.

Podremos realizar estos cortes de forma horizontal o vertical, y calibrarlos en función del grado de corrección de cada caso. Esta técnica se utiliza en pacientes que necesitan corregir el mentón en un grado importante, y son estas personas, los que en muchas ocasiones necesitan también un avance de la mandíbula que se consigue con ortodoncia posterior específica.

La tercera opción para abordar una mentoplastia, se basa en extraer grasa propia del paciente para posteriormente utilizarla y rellenar el mentón retraído. En este caso, aunque los resultados son definitivos, sí que puede reabsorberse parte de la grasa con el paso del tiempo e incluso en pacientes con importantes pérdidas de peso o cambios hormonales hemos visto casos de perder un porcentaje muy importante y tener que volver a realizarle el tratamiento.

Por este motivo, desde nuestra experiencia, aconsejamos siempre las dos primeras opciones, para conseguir buenos resultados y completamente definitivos. La mentoplastia, se realiza de forma ambulatoria, y cuando se realiza como procedimiento único, sin combinarlo con otros procedimiento, se puede realizar con anestesia local. La duración media es de alrededor de una hora, hora y media.

¿Cómo es la recuperación tras una mentoplastia?

 

Este tipo de cirugía, en la gran mayoría de los casos, y sobretodo cuando no tenemos que tocar el hueso de forma importante, no tienen postoperatorios doloroso. Incluso cuando hemos de trabajar con el hueso, el paciente, durante las primeras horas tras haberse operado, siempre que tome la analgesia pautada, no va a sentir dolor. Los analgesicos pautados van a ser analgesicos habituales para molestias moderadas asi como antiinflamatorios.

Al día siguiente de la cirugía, es recomendable quedarse acostado, con la cabeza algo levantada, para ayudar a que el rostro se vaya desinflamando. Durante los primeros días tras la cirugía, los pacientes suelen referir inflamación, que puede afectar al rostro por completo, pero que durante la semana posterior ira desapareciendo de forma gradual. Durante estos primeros días, será cuando nosotros, revisaremos los puntos a los pacientes, para ver su evolución y calcular cuando deben de ser retirados, en el caso de que no sean suturas reabsorbibles que se reabsorben por sí mismas.

¿Cuánto cuesta una mentoplastia?

 

El coste de la mentoplastia, estará directamente relacionado con el tipo de procedimiento que se vaya a utilizar. Las prótesis de mentón son prótesis especialmente caras, y que además deben de ser de gran calidad, sobretodo por el lugar donde se van a situar, y su continuo rozamiento a la hora de masticar. El precio más barato de una mentoplastia, será en los casos en los que se realice con grasa propia del paciente, mediante una pequeña liposucción previa. En estos casos, al ser la cirugía bastante más corta y  por otro lado, no tener que utilizar ningún tipo de material protésico, el presupuesto es el más económico.

Es muy habitual combinar la mentoplastia con una cirugía de nariz, en cuyos casos el precio de la mentoplastia sería menos económico, ya que se realizarían dos cirugías en este caso. Al realizarse dos cirugías a la vez, el precio es más barato que si se hacen por separado, aunque obviamente un precio más caro que si solamente se realiza una mentoplastia. En el precio de una mentoplastia, cuando facilitamos en nuestra clínica los presupuesto, es fundamental  para nosotros, incluir las curas y revisiones tras la cirugía, en nuestra caso tras 1 año, para poder vigilar al paciente y actuar en el caso de que se produzca algún tipo de anomalía , que no se corresponda con el correcto postoperatorio de una mentoplastia.

Resultados de una mentoplastia

 

Desde nuestro punto de vista, el mejor resultado tras una mentoplastia lo obtenemos cuando mejoramos el tamaño y la forma de la barbilla, pero sin buscar la perfección de la misma, sino el equilibrio y la armonización de todo el conjunto facial. A base de redefinir el mentón, conseguimos en muchas ocasiones darle más fuerza al rostro, y obtener caras con una mayor personalidad y definición.

En otras ocasiones, normalmente cuando reducimos el mentón, conseguimos el efecto contrario, es decir suavizamos las facciones de los pacientes, en aquellos casos en que resultaban especialmente hoscos. Otro resultado importante tras una mentoplastia es la corrección de asimetrías faciales en algunos casos más avanzados.

Antes

Después

Tratamientos alternativos a la mentoplastia

 

Existen otras alternativas a la mentoplastia, pero la gran mayoría son alternativas no definitivas, cuyos resultados acabarán con el paso del tiempo por desaparecer. Tal es el caso de las infiltraciones de ácido hialurónico que se utiliza en los casos de barbillas retraídas.

http://faceandbodycarecentercostarica.com/aumento-de-menton-con-acido-hialuronico/

Otros servicios de cirugía facial

01-lifting

Lifting facial

01-levantamiento-de-cejas

Levantamiento de cejas

otoplastia-02

Otoplastia

01-blefaroplastia

Blefaroplastia

rinoplastia

Rinoplastia

01-cirugia-de-pomulos

Cirugía de pómulos

bolas-de-bichat-01

Bolas de Bichat

cervicoplastia-01

Cervicoplastia