TRATAMIENTO

Mama tuberosa

Muchas mujeres acuden a nuestra Clínica porque se sienten descontentas con la apariencia de su pecho. Sienten que no les gusta su busto, no saben en muchas ocasiones exactamente porqué, y piensan que con unas prótesis mamarias quedarÍa solucionado el problema. En algunos casos se trata de un pecho pequeño con una areola muy prominente, en otros casos la mama tiene forma tubular o simplemente está poco desarrollada o tiene alguna asimetría visible.

Si te sientes identificada con estos síntomas, es que tienes una mama tuberosa. Muchas mujeres deciden operarse porque este tipo de mama tienen un aspecto anormal y antiestético. Nosotros como cirujanos plásticos, logramos tratar estas malformaciones congénitas del busto que muestran las mamas como estranguladas y constreñidas a la altura del pezón y de la areola.

La intervención sobre este tipo de mama conocida como  tuberosa o mama tubular, consiste en corregir estas mamas a través de la remodelación del tejido mamario, para que éstas se adapten a la prótesis que se vayan a colocar, siempre con un efecto natural. Normalmente estas mamas están poco desarrolladas porque la constricción que presentan ha impedido su desarrollo. es por eso por lo que habitualmente se colocan prótesis.

Esta malformación congénita no es hereditaria, aunque sí existe determinado agrupamiento familiar que afecta a gran número de mujeres. Tras esta cirugía, se consigue mejorar el aspecto estético de la mama, eliminando la malformación que en cada caso particular les afecte.

¿TIENES DUDAS?
Contacta con nosotros

913 521 697

¿Como es la intervención de la mama tuberosa?

 

En estos casos en los que la mama cuenta con toda una serie de características anatómicas que la hacen diferente, se requiere de una cirugía muy especializada y completamente personalizada que corrige la tuberosidad mamaria y que en función del grado de tuberosidad necesitará de mayor o menor cirugía. Por este motivo, este tipo de cirugía, requiere de cirujanos plásticos con mucha experiencia en realizar cirugía mamaria y específicamente en mamas tuberosas. La duración de esta cirugía es de alrededor de 3 horas, se realiza con anestesia general y la mayoría de pacientes no requieren de ingreso hospitalario, permaneciendo únicamente unas horas tras la cirugía en el Centro Hospitalario.

Normalmente habrá que realizar diferentes actuaciones quirúrgicas sobre la glándula comenzando por la zona inferior de la mama, siguiendo por el surco submamario y finalizando con la zona de la areola en los casos más complicados. El objetivo de esta cirugía, es crear un surco submamario adecuado y en armonía con el resto del cuerpo de la paciente, así como ampliar la base de implantación mamaria y aportar tejido mamario al polo inferior para permitir una adaptación adecuada de la prótesis que vayamos a colocar que por su diseño será normalmente anatómica, por aportar más volumen al polo inferior. Habrá que corregir también la herniación del tejido mamario de la areola y el tamaño de esta.

Al igual que cualquier otra cirugía mamaria, el momento perfecto para realizarla, vendrá siempre una vez que la mujer SE ha desarrollado completamente, esto es tras la pubertad. En los casos más sencillos de mama tuberosa, se podrá resolver la cirugía sin utilizar prótesis mamarias, siempre que tengamos tejido mamario suficiente, e incluso en algunas ocasiones se podrá utilizar la técnica del lipofilling, pero en una gran mayoría necesitaremos la prótesis mamaria para conseguir un mayor volumen a la hora de corregir las asimetrías y defectos de la mama tuberosa.

Existen una serie de puntos básicos, y  comunes en cualquier cirugía de mama tuberosa, como son la sección del anillo fibroso que estrecha la base de la mama, el cual impide su desarrollo normal, la reconstrucción areolar y el diseño de un colgajo dermoglandular para aportar volumen al polo inferior. La vía de acceso en estas cirugías es periareolar al tener que modificar esta, con lo que tendremos una cicatriz alrededor de la areola, independientemente de que se coloquen prótesis o no.

En los casos más severos de mamas hipoplásicas y tuberosas,  el tratamiento es diferente, necesitando colocar un expansor submuscular en los casos más extremos que posteriormente se retira y sustituye por la prótesis mamaria definitiva. El expansor nos ayudará a dar de sí a la piel y a los tejidos mamarios constreñidos.

Este tipo de mamas hipoplásicas son aquellas que como consecuencia de un crecimiento escaso y a la vez defectuoso, generan mamas  con un gran déficit de tejido mamario y un aspecto muy pequeño respecto al resto del cuerpo, senos muy separados generalmente, con la areola y el pezón más engrosado que el resto y con una forma tubular muy específica

¿Cómo es la recuperación tras una una cirugía de mama tuberosa?

 

Durante las primeras horas tras una cirugía de mama tuberosa, la paciente sale de quirófano con un vendaje específico que a los tres días se sustituye por un sujetador específico que deberá llevar durante 1 mes. Una vez que la paciente comienza a despertarse de la anestesia es trasladada a reanimación donde permanece alrededor de una hora para que acabe de despertarse completamente y pueda trasladarse a la habitación. De aquí será dada de alta en unas horas pero en el mismo dia, siempre que todo esté en orden y la paciente esté sin dolor, porque siempre estará más cómoda en su domicilio.

Después durante los primeros días tras la cirugía de mama tuberosa, las pacientes refieren una mayor sensibilidad y una pequeña presión en el tórax por el efecto de la inflamación, que con la correspondiente analgesia se tolera perfectamente. La paciente deberá de guardar un reposo relativo los primeros días pero durante las siguientes semanas ya podrá paulatinamente ir incorporándose a su vida cotidiana evitando levantar pesos y hacer esfuerzos con los brazos, así como el ejercicio físico durante el primer mes.

Si la paciente tiene un trabajo cómodo y que no requiere de esfuerzos físicos, al cabo de tres o cuatro días se puede reincorporar al mismo sin problema. Se trata de una cirugía que presenta riesgos mínimos, principalmente referentes al proceso de cicatrización (dehiscencias, cicatrices hipertróficas) o a la aparición de hematomas.

¿Cuánto cuesta una cirugía de mama tuberosa?

 

Al igual que el resto de cirugia de mama, el precio de una cirugía de mama tuberosa no es siempre el mismo, y dependerá de diferentes factores. En primer lugar, el grado de tuberosidad será definitivo para calcular el precio de la operación de una mama tuberosa, ya que a medida que los grados de tuberosidad avanzan, los tiempos de quirófano y la complejidad de la cirugía, y con ello directamente los costes para el paciente.

Otro factor que influirá directamente en el precio de una mama tuberosa, es la necesidad de incorporar una prótesis mamaria o no. En estos casos habrá que añadir el coste de las prótesis que como mínimo serán 700 Euros más por la pareja de prótesis. Hay cirujanos plásticos que diferencian en el procedimiento el coste de unas prótesis en función de si son redondas o anatómicas; en nuestra clínica, siempre damos un presupuesto cerrado a nuestros pacientes, no realizando este tipo de diferencia y estableciendo un precio promedio y genérico de las prótesis, a partir del cual , nosotros asumimos la diferencia.

Al tratarse de una cirugía de mama complicada, la experiencia y pericia del cirujano plástico es fundamental en estos casos, con lo que sí puede existir diferencia con el precio de la cirugía de mama tuberosa entre unas Clínicas y otras, en función del prestigio del cirujano plástico. De todas formas , un presupuesto inferior a 3.000 Euros, sería un presupuesto preocupante, completamente fuera de mercado, y en el que la paciente, debería plantearse a costa de qué se ofrece este tipo de precio. En este tipo de cirugías, siempre hay que huir de las ofertas y de los precios que sean muy bajos o excesivamente altos.

Resultados de una cirugía de mama tuberosa

 

Tras una cirugía de mama tuberosa, se consigue la corrección de las anomalías que hemos mencionado con anterioridad el objetivo, es conseguir una areola mucho más pequeña y acorde con el resto del pecho, obteniendo a la vez una mamá más grande gracias a la utilización de prótesis mamarias en el mismo procedimiento. de esta forma la paciente obtiene un pecho bonito y simétrico acorde con el resto de su cuerpo.

El resultado en este tipo de cirugía es altamente gratificante para la paciente, y hace que de inmediato modifique muchas de sus conductas a nivel social, así como su forma de vestir y comportarse en determinadas ocasiones, sobretodo en aquellas en que su pecho pueda quedar más al descubierto.

Antes

Después

Tratamientos alternativos a la cirugía de mama tuberosa

 

Como primera alternativa a la cirugía de mama tuberosa, queremos destacar el lipofilling o relleno con grasa de la propia paciente, que como ventaja evita la colocación de implantes en la paciente, ya que aumenta el volumen del pecho con grasa propia  y procede a la vez al remodelado del nuevo pecho. puede utilizarse en grados pequeños de tuberosidad de la mama, ya que en grados más avanzados no será suficiente y necesitaremos de la cirugía reparadora

Más información aquí: https://www.silfid.es/?s=tratamiento+eficaz+para+mama+tuberosa

Otros servicios de cirugía de mamas

aumento-de-pecho-01

Aumento de pecho

cirugia-de-mama-01

Reducción de pecho

elevacion-de-pecho-14

Elevación de pecho

ginecomastia-hombre-01

Ginecomastia hombre