TRATAMIENTO

Cirugía de pómulos: precio de la reducción, levantamiento y aumento

Entre la población se dan casos de nacimientos con algunos tipos de malformaciones concretas en el rostro, como unos pómulos con un tamaño mayor o menor al general. Pero estas situaciones se pueden corregir con una intervención de cirugía estética llamada pomuloplastia.

Con esta cirugía lo que se pretende es dar una mayor armonía al rostro logrando la uniformidad en el conjunto de rasgos faciales de la cara. La pomuloplastia no es una intervención que se realice en las clínicas con el objetivo de rejuvenecer un rostro, sino lo que busca es mejorar el aspecto y la belleza del paciente.

La pomuloplastia es una cirugía estética apta para pacientes a partir de los 18 años, ya que con la mayoría de edad ya ha finalizado el proceso de osificación de los huesos de la cara. No obstante, antes de realizar la intervención, el paciente debe pasar por el análisis clínico de un especialista para que valore si es posible realizarla o no.

¿TIENES DUDAS?
Contacta con nosotros

913 521 697

¿Qué es una cirugía de pómulos?

 

La pomuloplastia o cirugía de pómulos es una intervención en la que se aumentan o disminuyen esta zona de la cara, con el objetivo claro de mejorar el contorno facial, aportando simetría y equilibrio al rostro. Hay varios tipos de aumento de pómulos, con infiltración de material de relleno en los huesos malares, con material adiposo del paciente, mediante el implante de silicona o tallados mediante la cirugía.

Con la pomuloplastia vamos a conseguir una reducción de pómulos, un levantamiento, un marcado o un aumento. En la primera de las opciones anteriormente señalada, conocida como lipofilling, se realiza en consulta con grasa del paciente tras una liposucción realizada con anestesia local. Se obtienen resultado beneficiosos y naturales. Otro de los procedimientos es el uso de implantes. Esta pomuloplastia tiene una duración de una hora, y se realiza en quirófano con anestesia local. Tras realizar incisiones intraorales, se despejará un espacio para introducir los implantes creados para cada paciente. Tras ello se le dará al paciente el alta y se le recomendará hielo en la zona intervenida.

La última de las opciones es la hidroxiapatita, en la que se integran los implantes de forma tallada en los huesos de la cara de una forma natural. Los resultados son más armónicos pero tienen la complicación de ser complicados de retirar si en un futuro el paciente cambiara de opinión.

¿Cómo es la recuperación de una cirugía de pómulos?

No se trata de una cirugía con un postoperatorio doloroso, pero sí que hay que tener ciertas precauciones. El tiempo mínimo de reposo en casa debe ser de 24 horas, y el especialista le recetará antiinflamatorios, así como lavados orales antisépticos. Durante las primeras horas posteriores a la pomuloplastia, es recomendable colocarse hielo en la zona de la cirugía y evitar dormir boca abajo esa noche y por lo menos durante un par de semanas. La mejor forma de descansar es de forma inclinada, con la ayuda de almohadas que eleven el rostro sobre el cuerpo, para de esta forma colaborar con el proceso de desinflamación.

Los primeros días podrá notarse algo de inflamación y leves molestias que irán desapareciendo con el paso de los días. Esta aparición de edema es completamente normal durante la primera semana de postoperatorio. Durante estos días se pautan antibióticos así como medicación para el dolor a todos los pacientes. Si es importante durante las primeras 48 horas consumir alimentos blandos, que no requieran de movimientos bruscos a la hora de masticar, para tener la zona más o menos inmovilizada.

Antes de una semana tras la cirugía, los pacientes se reincorporan a su vida normal y rutina habitual de trabajo sin problemas. El ejercicio físico deberá posponerse por lo menos 1 mes tras la cirugía, siendo siempre necesario, que el cirujano plástico otorgue autorización expresa para realizar el mismo en cada paciente.

¿Cuánto cuesta una cirugía de pómulos?

 

El precio de una pomuloplastia nunca va a tener un precio fijo, y tendrá un coste dependiendo de varios factores. El coste de una cirugía de pómulos dependerá principalmente del tipo de prótesis, ya que existen diferentes tipos en el mercado.

Por otro lado, si el paciente toma las 24 de horas de reposo en el hospital, el precio de la operación se incrementará, aunque es muy aconsejable. Todo este tipo de factores deben de planificarse antes de la operación, ya que es fundamental no improvisar nada en este tipo de operaciones.

Resultados de una cirugía de pómulos

 

Los resultados en una pomuloplastia son inmediatos, aunque habrá que esperar a que baje la inflamación en el conjunto del rostro para poder visualizarlos correctamente. Al realizar la pomuloplastia, las mejoras visibles de los pacientes se basan básicamente en una mejor proyección del rostro, eliminado la sensación en ocasiones de aspecto enfermizo, poco expresivo y marcado en la zona de los pómulos.

Hay que tener en cuenta que dependiendo del procedimiento tendremos una mayor inflamación en la zona operada, aunque no es lo común. Esto hará posible que las molestias duren más tiempo en la cara del paciente. En el caso de la infiltración de grasa, las secuelas son mucho menores. Una pequeña zona de enrojecimiento o hematoma que desaparecerá en pocos días.

En cuanto a los puntos que se colocan tras la colocación de implantes serán absorbibles durante el primer mes. Los indicativos de la pomuloplastia no deben ir más allá de una o dos semanas. Además de esto, en ninguna de las opciones es necesario colocar drenajes o vendajes post operatorios. Mientras que en el tercer caso, al tocar el hueso de los pómulos, el postoperatorio será más largo, y será necesario que el paciente tome analgésicos recetados por el profesional de la medicina.

Como precauciones deben evitarse dar besos en la zona intervenida, así como apoyarse sobre las mejillas a la hora de dormir. La exposición solar durante los primeros días, y posteriormente cuando haya desaparecido la inflamación por completo, debe hacerse con moderación, utilizando siempre una alta protección solar.

Tratamientos alternativos a cirugía de pómulos

 

Una de las opciones a las que más recurren los pacientes de entre 20 y 30 años es al uso de ácido hialurónico para rellenar la zona de los pómulos. Es una alternativa a la pomuloplastia para aquellos que prefieren poder ver el resultado de una forma no definitiva la primera vez, y en caso de gustarles, acudir al quirófano posteriormente.

Otros servicios de cirugía facial

01-levantamiento-de-cejas

Levantamiento de cejas

rinoplastia

Rinoplastia

otoplastia-02

Otoplastia

01-blefaroplastia

Blefaroplastia

01-mentoplastia

Mentoplastia

01-lifting

Lifting facial

bolas-de-bichat-01

Bolas de Bichat

cervicoplastia-01

Cervicoplastia