TRATAMIENTO

Elevación de pecho caído: precio, antes y después

La mastopexia, elevación de senos, elevación de mamas o elevación de pechos es la intervención quirúrgica destinada a corregir la caída o ptosis de la mama. Existen diferentes grados de ptosis mamaria, y de hecho, la clasificación de su severidad va a estar en relación a la situación del complejo areola-pezón respecto al surco inframamario. En la operación para el pecho caído el especialista en cirugía plástica procede a remodelar los senos ascendiendo la mama a la posición ideal predeterminada, para distribuir correctamente el volumen. El resultado de este tipo de operación da lugar a unas mamas recolocadas en su sitio óptimo, rejuvenecidas, con más plenitud y simetría.

Muchas mujeres acuden a nuestra clínica porque no están contentas del todo con sus mamas. Es estos casos, están satisfechas con su volumen y no quieren tener uno mayor, pero no les gusta su forma y sienten que tienen el pecho caído. Una de las primeras características del envejecimiento mamario es la caída del mismo producida por la flacidez cutánea, pudiendo también ser ocasionado por cambios bruscos de peso, embarazos, lactancias o incluso la menopausia.También existen mujeres que, de forma hereditaria, pueden sufrir una caída de pecho prematura.

Si acabas de tener un bebé o has finalizado tu periodo de lactancia, los polos superiores de tu pecho puede haberse vaciado y caído, quedando como resultado un pecho descolgado y poco estético. Aunque no se haya dado esta circunstancia, puedes tener un pecho laxo, caído o con alguna asimetría por cuestiones genéticas, en cuyo caso eres también la candidata ideal para una operación de mastopexia.

¿TIENES DUDAS?
Contacta con nosotros

913 521 697

¿Qué es la mastopexia?

 

La elevación mamaria o mastopexia es la técnica quirúrgica mediante la cual se reposiciona la mama, junto con el complejo areola-pezón, en su sitio ideal. En muchos casos, esta areola está también ensanchada de tamaño, con lo que se puede reducir. Se puede realizar un levantamiento de pecho con prótesis pero también sin ellas, ya que muchas mujeres desean elevar su mama y también aprovechar y aumentar algo de volumen. En estos casos elegiremos un implante mamario no demasiado grande para no añadir mucho peso a la mama, ya que tendríamos el riesgo de que esta se volviera a caer, pero tampoco muy proyectado para no crear tensión sobre las cicatrices. Para ello, solemos escoger una prótesis pequeña de forma que dote de volumen al polo superior, aunque otro procedimiento que utilizamos a menudo es rellenar este polo superior infiltrándolo con grasa.

En los otros casos, cuando solamente se desea devolver la mama a su posición ideal, no se utilizarán prótesis mamarias y la paciente continuará con el mismo volumen, aunque completamente redistribuido. Para conseguir este objetivo se esparce el exceso de volumen de los polos inferiores mamarios, rellenando los superiores que se encuentren vacíos mediante la utilización de colgajos de tejido que nos permitan movilizarlo sin afectar a la vascularización. No vamos a quitar tejido porque no queremos reducir el volumen mamario.

Existen diferentes técnicas de cirugía estética para subir pecho de acuerdo a las cicatrices de mastopexia que la paciente desea que le quede. De todas maneras, como ya hemos comentado antes, lo fundamental en una mastopexia es la recolocación y fijación posterior del tejido mamario. Es un error realizar una mastopexia solo extirpando el exceso de piel para crear tensión en la zona intervenida, pues lo único que conseguiremos será que en unos meses la mama se vuelva a caer, y tener cicatrices que se habrán ensanchado.

La resección de piel debe realizarse solo para ajustarla sobre la nueva mama que se haya moldeado, o lo que se conoce como mastopexia sin cicatriz. Así, conseguiremos cicatrices sin tensión, de buena calidad y que no se ensanchen, con lo que aunque siempre estarán ahí, serán prácticamente imperceptibles. En último lugar, habiendo realizado estos pasos previos, se procede a ajustar el complejo areola pezón con el adecuado tamaño y posición en la nueva mama. El pezón debe de estar situado en el centro de la mama, mirando al frente y lógicamente, por encima del surco submamario, para que no se note anomalía alguna en las areolas después de la mastopexia.

¿Cómo es la recuperación de una elevación de pecho?

 

El postoperatorio de una mastopexia es bastante rápido, y al contrario de lo que muchas mujeres piensan, prácticamente indoloro, salvo que coloquemos también unas prótesis. Del quirófano, la paciente saldrá con un vendaje que mantendremos durante un periodo de tres días, y puede sentir leves molestias una vez que desaparezcan los efectos, que con analgesia común pueden controlarse perfectamente.

Los días con vendaje serán en los que pidamos a la paciente que tenga mayor cuidado con la movilidad de los brazos, para que no realice extensiones forzadas o grandes esfuerzos físicos. Una vez retirado el vendaje colocaremos un sujetador especial de presoterapia que deberá emplear durante un mes las 24 horas al día, quitándoselo solo para el aseo diario. Aunque la mayoría de los puntos sean reabsorbibles, se retiran a la semana.

Se realizarán curas y controles con mayor frecuencia durante el primer mes después de la operación para subir el pecho, y se irán espaciando conforme pase el tiempo. La recuperación en cada una de las mamas no tiene por qué ser igual, ya que en muchas ocasiones alguna de ellas puede estar más sensible, molestar algo más e incluso tardar más tiempo en deshincharse. El 80% de la desinflamación ocurre en alrededor de un mes, pero el resultado definitivo tardará en alcanzarse aproximadamente seis meses, ya que es necesario un periodo de adaptación y reacomodación de las mamas. Por este motivo es perfectamente normal que durante las primeras semanas exista una alguna asimetría entre las dos mamas, que irá desapareciendo con el tiempo.

La mastopexia es una cirugía segura, siempre y cuando sea realizada por un especialista en cirugía plástica estética y reparadora. Las principales complicaciones que pueden surgir dignas de mención son la pérdida de sensibilidad parcial y transitoria en la zona del pezón o los problemas de cicatrización, que normalmente son más frecuentes en las pacientes fumadoras, ya que para que haya una buena cicatrización es fundamental la buena vascularización de los tejidos, y la nicotina la afecta. De todas formas y como ya hemos comentado antes, el factor más importante para que las cicatrices sean lo más discretas posible es que el cierre se realice sin tensión.

¿Cuánto cuesta una elevación de pecho?

 

El precio de la mastopexia es variable y básicamente depende del tipo de operación de pecho que se efectúe, empleando una prótesis únicamente o más de una a la vez para elevar la mama y aumentar su tamaño. En el segundo caso, el precio de un aumento de pecho es mayor, ya que además del precio de las prótesis mamarias, habrá que calcular el mayor tiempo de cirugía y la complejidad del procedimiento.

Nuestros cirujanos plásticos proporcionan en todas las cirugías un presupuesto cerrado a todos nuestros pacientes, excluyendo el precio del preoperatorio en el caso de no tener sociedad médica que se lo cubra, y el precio de las prendas postoperatorias necesarias. Siempre trabajamos con prótesis mamarias de última generación, y a pesar de que puedan existir diferencias de precio entre unas y otras, dicha diferencia no la repercutimos a nuestras pacientes. En el caso de la elevación de mamas, se requiere de un sujetador específico, de estilo deportivo, pero su coste es muy asequible y no es factor que encarezca el precio de la intervención.

Resultados de una mastopexia

 

El resultado que se espera tras una mastopexia es una mejora en el aspecto del seno femenino, resultando un pecho más simétrico, proporcionado, armónico y esbelto. El principal efecto en esta cirugía de elevación de mamas es que el pecho deja de estar caído y recupera su posición ideal, resultando más firme a la vista y al tacto.

Es los casos en los que se realiza una elevación mamaria junto a un aumento de senos, además de conseguir estas todo lo mencionado anteriormente, también se logra un aumento de volumen, que dependerá del tamaño, forma y tipo de implante mamario elegido.

Antes

Después

Tratamientos alternativos a la mastopexia

 

Una alternativa bastante reciente que solamente servirá a pacientes que deseen subir mínimamente su pecho, son los hilos tensores. Con suturas 100% reabsorbibles logramos formar un fibra de colágeno, consiguiendo gracias a esta unos tejidos más firmes y sujetos.

De todas formas, este tipo de técnica es efectiva como tratamiento de prevención, ya que una vez que las mamas están caídas, y sobre todo en casos de pechos grandes, es insuficiente. Si quieres conocer más sobre esta alternativa, entra aquí.

Otros servicios de cirugía de mamas

aumento-de-pecho-01

Aumento de pecho

cirugia-de-mama-01

Reducción de pecho

ginecomastia-hombre-01

Ginecomastia hombre

mama-tuberosa-01

Mama tuberosa