TRATAMIENTO

Blefaroplastia

Con la edad, muchas personas presentan en la zona ocular párpados caídos, bolsas en el párpado inferior o exceso de piel en el párpado superior, estos son signos que revelan nuestra edad y nos dan una apariencia más cansada y envejecida, alguno de estos síntomas puede aparecer en edades más jóvenes. La blefaroplastia es la cirugía que nos permite eliminar bolsas y exceso de piel de los párpados dando a los pacientes una apariencia rejuvenecida.

La blefaroplastia es el procedimiento quirúrgico que nos ayuda a mejorar la apariencia estética de los ojos y es una de las cirugías más demandadas en pacientes, tanto hombres como mujeres, de mediana edad o más mayores que quieren presentar un aspecto más revitalizado, saludable y rejuvenecido.

¿TIENES DUDAS?
Contacta con nosotros

913 521 697

¿Qué es la blefaroplastia?

 

La blefaroplastia es el nombre de la cirugía de párpados. Se realiza para corregir bolsas y eliminar el exceso de piel de los párpados tanto inferiores como superiores. La cirugía de párpados se realiza en casos en que los pacientes presenten exceso de piel en forma de pliegues o piel caída que altera el contorno natural del párpado superior, lo que a veces dificulta la visión; en casos en que haya que eliminar depósitos grasos que se forman internamente y se ven como hinchazón en los párpados; en casos de bolsas bajo los ojos y para arreglar el exceso de piel y arrugas finas del párpado inferior.

El cirujano debe estudiar cual es la causa de la caída del párpado o del exceso de piel, en consulta evaluará la anatomía del rostro del paciente y le explicará los distintos procedimientos que pueden ayudarle en su caso. El párpado caído a veces puede aparecer por relajación de los músculos de la frente lo que requiere que la técnica quirúrgica sea distinta. La cirugía de párpados en el caso de los párpados caídos lo que hace es eliminar piel sobrante y tensar el exceso de piel del párpado para dar una apariencia más juvenil.

La blefaroplastia también puede mejorar su visión al proporcionar un campo de visión más amplio una vez que se arregla la caída de los párpados superiores. Puede eliminar el exceso de piel, músculos y la grasa de los párpados superiores o inferiores. En algunos casos, es posible que solo se necesite quitar el exceso de piel pero no los músculos, o se puede necesitar realizar la intervención completa en ambos párpados, superiores e inferiores. Una blefaroplastia de párpado superior no debe confundirse con la cirugía de ptosis del párpado superior, que es un procedimiento para elevar la posición del margen del párpado superior apretando el músculo y el tendón que de manera natural lo sujetan. La cirugía de blefaroplastia eleva el margen del párpado superior si el motivo de la caída es el exceso de piel sobre dicho párpado.

En el caso de las bolsas en la zona de las ojeras, estas pueden ir agrandándose e hinchándose con la edad debido a condiciones genéticas u otros motivos. Las cejas también pueden aparecer caídas debido a la edad. Según vamos envejeciendo la piel del párpado se va estirando lo que debilita los músculos y las bolsas se van abultado haciéndose más visibles, esto disminuye el atractivo de los ojos y da una apariencia cansada o de más edad de la real. En el proceso quirúrgico para eliminar las bolsas, el cirujano plástico estira la piel alrededor de los ojos y se retira la grasa consiguiendo relajar los músculos de esa zona.

En muchos casos la blefaroplastia puede ser recomendada por su cirujano como la solución idónea por razones funcionales ya que el exceso de piel que cae sobre el ojo puede dificultar la visión y perjudicarle en tareas como conducir o escribir. La ptosis suele aparecer debido al envejecimiento y es el nombre por el que se conoce la caída del párpado superior que ocurre cuando el borde del párpado cae demasiado bajo y cubre parte de la pupila, lo que puede bloquear la parte superior de la visión. La ptosis ocurre cuando el tendón del músculo responsable de levantar el párpado se estira y hace que el párpado caiga. La corrección quirúrgica de un párpado superior caído implica reparar el tendón y devolverlo a su posición natural.

¿Cómo es la recuperación de una blefaroplastia?

 

Después la cirugía, se da una crema antibiotica, sin que sea necesario el uso de parches. El primer día, el paciente se aplica compresas frías cada poco tiempo en la zona ocular ya que el frío ayuda reducir la hinchazón y minimizar hematomas, después de dos días puede aplicarse compresas tibias. Los primeros días el paciente sentirá molestias, tendrá los ojos hinchados y hematomas. La curación puede tardar algunas semanas en completarse, tiempo durante el cual no debe usar maquillaje en la zona de los ojos.

Las lentes de contacto pueden volver a usarse cuando la hinchazón desaparezca bastante y así no haya molestias. Las gafas si pueden usarse desde el momento de la cirugía. A la semana de la intervención se retiran los puntos que haya que quitar manualmente. Otro tipo de puntos pueden disolverse por sí solos. La mayoría de las personas que se someten a una cirugía de párpados transmiten satisfacción y una mejor imagen y confianza en sí mismos. Los que además se lo hacen por problemas de visión, se suelen mostrar encantados con el resultado ya que mejoran notablemente su visión periférica.

¿Cuánto cuesta una blefaroplastia?

 

La otoplastia no va a tener un coste fijo, y para calcular el coste final de este procedimiento son muchos los factores que van a tenerse en cuenta. El precio normal de una otoplastia se sitúa entre los 1.000 y 3.000 euros, como regla general, aunque siempre existen excepciones. Una parte importante de la variación corresponde a la diferencia entre anestesia local y general.

Cuando se trata de otoplastias secundarias, que han sido realizadas anteriormente por otro cirujano plástico, sin buenos resultados, el precio será algo superior. El tiempo necesario en la cirugía siempre es mayor, al tener primero en muchas ocasiones que deshacer la cirugía previa para poder trabajar y realizar la nueva.

El precio de la otoplastia también dependerá de la dificultad de la misma, y de la necesidad o no de tener que disecar el cartílago. Existen personas con varias deformidades juntas en las orejas, como pueden ser unas orejas de soplillo separadas excesivamente de la cabeza y además que sean muy grandes…en estos casos los tiempos de cirugía son mayores y el coste por lo tanto también mayor.

Resultados de una blefaroplastia

 

Los candidatos ideales para una blefaroplastia son pacientes a partir de los 35-40 años, que es la edad en la que empiezan a mostrarse los primeros signos de párpados caídos o hinchados que nos dan ese efecto de mirada cansada, envejecida o triste. En casos de herencia genética, por ejemplo pacientes con bolsas, es posible intervenir antes de esa edad. El paciente debe tener claro que quiere conseguir y unas expectativas realistas acerca de la intervención, no se conseguirá volver a tener veinte años pero si conseguiremos mejorar de manera notable la apariencia.

Una blefaroplastia puede durar hasta 10 años. Hay que evaluar primero posibles factores de riesgo quirúrgicos, como ojo seco, otras enfermedades o diabetes. Si el paciente es fumador, es recomendable que lo deje durante unas semanas ya que ralentiza el proceso de curación. El paciente deberá hacerse una analítica para comprobar nivel de coagulación, avisar a su médico de cualquier medicación que esté tomando por si ésta interfiere en el proceso y no tomar antiinflamatorios o aspirina en los días previas.

La técnica para quitar la piel y la grasa del párpado superior se practica dejando la incisión oculta en el nuevo pliegue. En el párpado inferior, se resecan las bolsas y la piel. Si solo se retiran las bolsas, se puede intervenir desde el interior del párpado. La incisión puede ser externa o interna. Al mismo tiempo, se les puede dar a los ojos forma almendrada. Se puede realizar con anestesia local, donde se duerme solo la zona alrededor de los ojos, bajo sedación o anestesia general. La intervención puede durar hasta dos horas dependiendo si es completa o solo de párpados superiores o inferiores y generalmente no requiere hospitalización.

Durante la intervención de blefaroplastia, el cirujano decidirá sobre la cantidad de piel, músculo o grasa a eliminar, basándose en la evaluación preoperatoria de factores como la estructura muscular facial subyacente, estructura ósea y la simetría de las cejas. En el mismo procedimiento puede realizarse un levantamiento de cejas. En este caso, se practican incisiones en el cuero cabelludo para apretar la piel y levantar las cejas.

Antes

Después

Tratamientos alternativos a la blefaroplastia

 

Aquellos pacientes que quieren mejorar el aspecto de la piel facial pero no quieren pasar por un proceso hospitalario, con pruebas médicas preoperatorias y con anestesia, pueden encontrar soluciones alternativas, ya que contamos con tratamientos faciales que no requieren cirugía. Los tratamientos con láser están especialmente indicados para corregir el exceso de piel, las arrugas perioculares y la caída de párpados.

El uso de láser permite que no haya tantos cortes visibles en la piel, el paciente puede presentar menos hematomas e inflamación y suele ser procedimientos que tienen una recuperación más rápida. Los hilos tensores faciales son otra opción para mejorar la piel que va cayendo en el rostro y difuminar arrugas, también se aplican en otras zonas del cuerpo como abdomen o piernas.

Más información aquí: https://secpre.org/blog/item/blefaroplastia-la-cirug%C3%ADa-de-los-p%C3%A1rpados-a-la-que-recurren-tanto-hombres-como-mujeres

Otros servicios de cirugía facial

01-levantamiento-de-cejas

Levantamiento de cejas

rinoplastia

Rinoplastia

01-lifting

Lifting facial

otoplastia-02

Otoplastia

01-mentoplastia

Mentoplastia

01-cirugia-de-pomulos

Cirugía de pómulos

bolas-de-bichat-01

Bolas de Bichat

cervicoplastia-01

Cervicoplastia