TRATAMIENTO

Reconstrucción Mamaria o de Pecho en Madrid

La reconstrucción mamaria es un tipo de cirugía que interfiere ineludiblemente en cuestiones psicológicas de la paciente, ya que la mejora de imagen tras la operación de senos va asociada al cambio de estado de ánimo de las mujeres que han padecido cáncer de mama.

El cáncer de mama es el tipo de cáncer más frecuente en la mujer con una incidencia anual en España de más de 22000 casos. Su diagnóstico y tratamiento precoz permite unos índices de supervivencia muy elevados, con lo que es muy importante también el tratamiento de sus secuelas con la cirugía reparadora, ya sea para reconstruir el pezón o para la reconstrucción de pechos al completo. Ello facilita la recuperación de la anatomía de una estructura tan importante para la feminidad de la mujer, como son sus pechos.

También existe la reconstrucción diferida, es decir, sin que coincida con la extirpación del tumor, o de forma inmediata, en el mismo acto quirúrgico tras la mastectomía. Esta mastectomía y reconstrucción inmediata tiene la ventaja de evitar el sentimiento de mutilación de la paciente, y a juicio del cirujano plástico es la aconsejable siempre que sea factible realizarla.

Aunque hoy en día se tiende a realizar la cirugía conservadora de la mama cuyo objetivo es resecar solo la porción de mama necesaria para el tratamiento del cáncer, existen otros casos en los que bien por la extensión del tumor, las características de este o incluso por su localización, es más conveniente realizar una mastectomía de mamas completa.

¿TIENES DUDAS?
Contacta con nosotros

913 521 697

¿Cómo es la intervención estética del cáncer de mama?

 

En casos en los que la mastectomía se haya realizado de forma cuidadosa con la piel e incluso parte de esta se conserve, podremos colocar un expansor por debajo del músculo pectoral. Se trata de una especie de bolsa vacía, que tiene diferentes tamaños según el volumen de mama que la paciente quiera conseguir, que se rellena progresivamente de suero fisiológico en varias sesiones de infiltración semanales para lograr el aumento de pecho deseado. Todo ello se hace con el objetivo crear piel nueva sin necesidad de recurrir a injertos de piel, que cubrirá la prótesis que se coloque en la cirugía plástica de senos.

Esta prótesis deberá ser preferentemente de forma anatómica para que la apariencia del pecho reconstruido sea lo más natural posible. Si utilizamos este tipo de implante necesitaremos de dos sesiones quirúrgicas; una primera para colocar el expansor, y una segunda para retirar este una vez que se haya logrado la expansión deseada. En este momento también se coloca el implante definitivo.

Las reconstrucciones con colgajos libres se efectúan en casos en los cuales también hay que dotar a la mama de piel sana, procedente de la espalda (dorsal ancho) o bien del músculo cutáneo recto abdominal transverso (más conocido como TRAM). En el caso del dorsal ancho, movilizaremos una porción de este músculo junto a una isla de piel adherida a él, para proporcionarle irrigación y que sobreviva. Se utiliza para defectos pequeños de piel o junto a un expansor, para aumentar la cantidad disponible de esta. En el caso del TRAM, movilizaremos al músculo recto abdominal con una porción importante de piel que puede extenderse a toda la del abdomen inferior. En estas ocasiones será necesaria la colocación de una malla abdominal que recubra el defecto creado. Podremos interrumpir la conexión muscular con el objetivo de no crear un defecto tan amplio y mejorar el resultado estético, utilizando la microcirugía para unir los vasos sanguíneos que irrigan al músculo abdominal con los del tórax.

Después de todas estas técnicas necesitaremos posteriormente otra intervención con anestesia local y de forma ambulante, para la reconstrucción del complejo areola-pezón. La cirugía estética que realizamos cada vez con más frecuencia es la mastectomía subcutánea profiláctica en pacientes con alto riesgo genético de sufrir este tipo de cáncer, o incluso en aquellas que habiendo sido operadas previamente, desarrollan una cancerofobia y no quieren verse sometidas anualmente a una revisión. La operación consiste en resecar todo el tejido mamario vaciando el interior del seno, pero conservando la piel, su areola y pezón, de manera que al final se coloquen tras la prótesis.

¿Cómo es la recuperación tras la reconstrucción de mamas?

 

Todas las intervenciones de levantamiento de senos y mamoplastia de aumento se realizan con anestesia general, siendo la duración de una hora en el caso de que utilicemos un expansor, entre dos y tres si optamos por el colgajo de dorsal ancho, y entre tres y seis si optamos por realizar un TRAM. En la primera de las opciones, las pacientes no necesitarán quedarse ingresadas, cosa que sí será fundamental en para la recuperación de cirugías con colgajos.

Tras ser dadas de alta en el mismo día o al día siguiente de la intervención, las pacientes van a llevar drenajes durante 24 horas y un vendaje compresivo durante tres o cuatro días. Una vez que se les retira, se les coloca un sujetador específico de presoterapia para que aseguremos la reconstrucción de mama y pezón en la primera etapa después de la intervención. Se les administra la analgesia y antibioterapia profiláctica adecuadas que tienen que mantener durante el tiempo necesario. La paciente no podrá hacer esfuerzos físicos, cargar peso o hacer deporte durante las cuatro y seis semanas siguientes. De hecho, podrá incorporarse a su trabajo siempre que este no requiera grandes esfuerzos hasta aproximadamente la semana de la operación, dejando un periodo de recuperación mínimo.

¿Cuánto cuesta la reconstrucción mamaria en Madrid?

 

El coste de esta intervención es variable en función del estado de la paciente. Así pues necesitamos conocer varias cuestiones de ella para hacerle un presupuesto personalizado. También influirá mucho si se trata de una reconstrucción de mamas sin prótesis o una reconstrucción con implantes, y si estos implantes son de silicona o no.

También hay mujeres que sí que optan por una reconstrucción del pezón, mientras que otras eligen distintos tipos de cirugías más funcionales.

Resultados de una intervención estética de cancer de mama

 

El objetivo de una reconstrucción de mama es lograr el tamaño y la forma de la mama contralateral deseado. Lo que ocurre es que hay pacientes que aprovechan para recobrar la salud de su mama, ya que el resultado de la reconstrucción es muchas veces mejor que el original y se pueden ascender, reducir o aumentar para simetrizar el resultado.

El fin es conseguir que la paciente recupere su mama olvidando el sentimiento de pérdida, cosa que hace que la mastectomía y su recuperación tanto física como psicológica avancen más rápido de lo esperado.

Antes

Después

Tratamientos alternativos

 

Hasta el momento, no existen tratamientos alternativos o sustitutorios a la reconstrucción de mama, aunque sí que contamos con diversas cirugías de mamas que puedes consultar en este enlace.

Otros servicios de cirugía oncológica

cancer-mama-02

Medicina estética oncológica