TRATAMIENTO

Hiperhidrosis: qué es, causas, operación y resultados

Se llama hiperhidrosis al desorden fisiológico que causa sudoración excesiva en la persona que lo sufre. Como norma general el sudor es la manera que tiene el cuerpo de regular el aumento de la temperatura corporal de acuerdo a las condiciones ambientales. No obstante, la sudoración excesiva es un desorden en la que se produce más sudoración de la necesaria en cualquier ambiente sin atender a la temperatura o al estado emocional de la persona en ese momento. Esto puede conllevar a ser un primer síntoma de alguna enfermedad grave.

El sudor es un elemento normal en nuestra vida. Sudamos en verano, en ambientes calurosos, en alguna situación que cause estrés o si se ha realizado una actividad física para poder regular nuestra temperatura corporal al calor del ambiente. Los pacientes que vienen a consulta por casos de sudoración excesiva es porque presentan un exceso de sudor sin motivo aparente. Estos además pueden llegar a afectar su vida social, ya que el temor a situaciones comunes como dar la mano, o la percepción de olores indeseados puede dificultarles las relaciones sociales.

¿TIENES DUDAS?
Contacta con nosotros

913 521 697

¿Qué es la hiperhidrosis?

 

La hiperhidrosis generalizada afecta a la superficie de la piel que tiene un mayor número de glándulas ecrinas, que son las que segregan el sudor. Estas pueden ser las palmas de las manos, plantas de los pies, las axilas o las ingles. De esta forma, este es un trastorno que ocasiona muchas molestias a los pacientes y que afecta por igual a hombres y mujeres. No se conocen bien las causas que lo producen, pero sus efectos pueden empezar a notarse desde la adolescencia. La sudoración repentina puede ser un primer síntoma que aparece en las personas que tienen exceso de sudoración. 

El paciente que sufre hiperhidrosis presenta sudoración abundante en ambientes secos y frescos, mientras está descansando e incluso durmiendo. La hiperhidrosis tiene impacto en la calidad de vida de las personas que sudan tanto ya que pueden llegar a condicionar su vida diaria, el trabajo, la ropa o la participación en actividades sociales de quienes lo padecen.

El contacto del sudor con la piel puede producir eccemas o rozaduras de forma natural que resultan incómodos. En algunos casos habrá que tratar con cremas u otros productos específicos como antitranspirantes. En estos casos es mejor que cuente con el servicio de especialistas como la Clínica Granado Tiagonce o un servicio de dermatología profesional. En casos graves la piel puede presentar fisuras, descamarse y ablandarse. A veces la zona afectada desprende olor causado por bacterias que descomponen el sudor y la piel mojada de manera continuada puede llegar a causar infecciones.

La sudoración frecuente y abundante en todo el cuerpo requiere atención médica porque puede ser un signo de alguna otra enfermedad como hiperactividad del tiroides, de baja concentración de glucosa en sangre o debido a una alteración del sistema nervioso. 

Existen dos tipos de hiperhidrosis:

  • Primaria: se encuentra en zonas específicas como axilas, frente (hiperhidrosis craneofacial), plantas de manos o pies y aparece sin causa aparente.
  • Secundaria: afecta a la mayor parte de la superficie del cuerpo y es consecuencia de alguna otra causa interna como alteraciones tiroideas, baja glucosa en sangre, insuficiencias respiratorias, etc.

Las causas que producen la hiperhidrosis no están claras, aunque puede existir una predisposición genética. Factores como el estrés, la tensión y la ansiedad pueden incrementar la actividad de las glándulas sudoríparas y agravar la hiperhidrosis. Algunas veces, la sudoración excesiva es causada por infecciones de hongos o bacterias que pueden aparecer en hiperhidrosis en axilas, en manos o incluso en los pies.

¿Cómo es el post tratamiento de la hiperhidrosis?

 

El tratamiento con bótox y sin bisturíno tiene prácticamente efectos secundarios, es necesario que el paciente no haga deporte los primeros días, no puede tumbarse ni tocar la zona donde se haya puesto el bótox después de la sesión de inyección. El médico le indicará que vuelva a consulta a la semana del tratamiento para ver si todo está en orden o si es necesario retocar algún punto.

Un efecto secundario de las inyecciones de bótox en la cara como tratamiento para la sudoración es la asimetría, sobre todo en la zona de la frente, esto ocurre porque parte del botox puede difundirse a otros músculos faciales. Sin embargo, dicha asimetría es siempre temporal y puede compensarse con un retoque adicional de bótox. El tratamiento con bótox en palmas de manos puede causar algún dolor que es temporal y el paciente notar algo de debilidad en las manos durante unos días. En plantas de los pies es más doloroso por lo que se recomienda anestesia previa e intentar no moverse mucho uno o dos días después de la sesión.

¿Cuánto cuesta un tratamiento de hiperhidrosis en Madrid?

 

En el caso de la hiperhidrosis será siempre necesario una consulta para valorar y diagnosticar el nivel de hiperhidrosis que presenta el paciente y en base a ese diagnóstico facilitaremos un presupuesto cerrado y personalizado del tratamiento propuesto. No es lo mismo una hiperhidrosis palmar básica en cualquier zona del cuerpo, que una sudoración excesiva en axilas, o que una hiperhidrosis secundaria que no tenga unas consecuencias tan amplias. 

En estos casos recomendamos que el paciente no se fije en el precio, ya que con un buen tratamiento los problemas pueden desparecer.  

Resultados de la hiperhidrosis

 

Tras realizar el tratamiento con toxina botulínica, más conocido como bótox, se obtienen grandes resultados con pocos efectos secundarios en la mayor parte de sesiones. Todo ello con una alta aceptación entre los pacientes con hiperhidrosis focal primaria. 

Al ser un tratamiento con unas agujas muy finas, lo hace indoloro y con adversidades casi imperceptibles tanto para hiperhidrosis en las manos como en las axilas. Los resultados harán posible que el paciente no se vuelva a preguntar ¿por qué sudan las manos? o ¿cuál es la causa del exceso sudoración en las axilas?

Tratamientos alternativos a hiperhidrosis

 

Una vez que hemos conocido los tratamientos menos invasivos para la hiperhidrosis, quedan las soluciones quirúrgicas en casos de hiperhidrosis severa y sólo indicadas en casos graves para pacientes a los cuales no les han mejorado los síntomas ninguna de las soluciones anteriores. La cirugía requiere intervención hospitalaria bajo anestesia local y un periodo postoperatorio.

Las opciones pueden ser escisiones, legrados o una liposucción para deshacernos del exceso de grasa en ciertas zonas del cuerpo como axilas o ingles. Estos procedimientos tratan de eliminar las glándulas sudoríparas que se encuentran justo debajo de la piel de la zona axilar para que las glándulas afectadas durante la intervención no produzcan más transpiración. La simpatectomía es la cirugía para tratar la sudoración de la zona de las axilas que presenta más riesgos, ya que en existe el riesgo de sufrir sudoración compensatoria en otras zonas después de la intervención.

Otros servicios de cirugía sin bisturí

mesoterapia-01

Mesoterapia corporal

Hidratacion De Labios Precio

Hidratación de labios

Hilos Tensores Cara Precio

Hilos tensores

lipolyx-01

Lipolyx

Carboxiterapia Antes Y Despues

Carboxiterapia

plasma-rico-en-plaquetas

Plasma rico en plaquetas

otoplastia-02

Earfold

mesoterapia-facial-01

Inyecciones de bótox

01-levantamiento-de-cejas

Mesoterapia facial

lipofilling-01

Lipofilling

microneddling-01

Microneedling

Exilis facial

Exilis

unidad-de-laser-01

Unidad de láser

micropigmentacion-01

Micropigmentación

tratamiento-de-estrias-01

Tratamiento de cicatrices y estrías

lipossucion-del-pubis

Flacidez y celulitis

terapia-fotobiologica-01

Terapia fotodinámica