TRATAMIENTO

Rinoplastia: qué es, precio, antes y después

La rinoplastia es la intervención de cirugía plástica que trata las deformidades de la nariz. Son muchos los pacientes que acuden a nuestra clínica, en la que hacemos rinoplastias en Madrid a cargo de los mejores profesionales, mostrando su descontento con la forma, proyección o el tamaño de su nariz.

En muchas ocasiones, no se trata de una nariz desde el punto de vista estético excesivamente fea, pero puede ser que no encaje correctamente con el resto del rostro del paciente, o que simplemente no aporte equilibrio y armonía al mismo. Otros pacientes vienen demandando pequeños retoques en la nariz porque no les gusta su perfil, pero no quieren cambiar excesivamente la misma, sino mejorarla. Finalmente, existe un tercer grupo de pacientes que tienen problemas respiratorios debido a una obstrucción nasal que deciden solucionar su problema funcional a la vez que cambian la forma de la nariz.

La rinoplastia es quizás una de las intervenciones de cirugía estética más artísticas que se pueden realizar. Ella permite esculpir la nariz e incluso utilizar injertos procedentes del propio tabique nasal, las orejas o las costillas, sin que se noten las cicatrices.

¿TIENES DUDAS?
Contacta con nosotros

913 521 697

¿Qué es la rinoplastia?

 

La rinoplastia o cirugía de la nariz es una intervención quirúrgica destinada a solucionar  principalmente problemas estéticos con este órgano que pueden afectar al dorso, la punta, el tamaño o la posición del mismo. Hace tiempo que esta intervención ha dejado de ser una técnica agresiva y radical transformadora de pacientes, para convertirse en un procedimiento quirúrgico que busca mejoras y retoques en la gran mayoría de los casos para lograr la armonía del conjunto facial.

Tenemos que diferenciar entre lo que es una rinoplastia y lo que es una septoplastia. La rinoplastia mejora el aspecto estético de la nariz mientras que la septoplastia es la cirugía nasal que se hace sobre un tabique nasal desviado, para mejorar la posición de este y en consecuencia acabar con la dificultad para respirar del paciente. Existen dos métodos a la hora de realizar una operación de nariz: la rinoplastia cerrada y la rinoplastia abierta. La principal diferencia entre ambas es que la abierta se realiza mediante una incisión que se localiza entre las dos fosas nasales, mientras que en la cerrada se realizan incisiones por dentro de los orificios nasales con lo que la visualización de los defectos existentes en la nariz es más directa.

La rinoplastia abierta es hasta cierto punto más agresiva, aunque deja una pequeña cicatriz, produce una mayor inflamación postoperatoria. Por esto, en narices primarias con ligeros defectos estéticos o funcionales utilizamos la rinoplastia cerrada, que es el método más utilizado en nuestra clínica, sobre todo porque la recuperación es más rápida para los pacientes.

De todas formas, ambas opciones permiten corregir el dorso, la punta de la nariz y el tabique, por lo que antes de intervenir procedemos a evaluar con nuestros pacientes su caso concreto de forma personalizada, y en función de lo que decidamos, aplicamos uno u otro método.

¿Cómo es la recuperación de una rinoplastia?

 

Las primeras horas después de una rinoplastia, cuando el paciente comienza a despertar de la anestesia, puede referir leve dolor de cabeza, tener la cara hinchada y sentir molestias fácilmente controlables con analgésicos habituales. Los resultados de una operación de nariz por tabique desviado pueden tardar en verse bastante tiempo, ya que la mejoría es progresiva y gradual, sobre todo en aquellos casos en los que se ha tenido que tocar el hueso y cartílagos, y por tanto la inflamación es mayor. Las rinoplastias abiertas se hinchan más en el postoperatorio y también tardan más en desinflamarse que las cerradas. Esta anomalía que se nota especialmente en la punta de la nariz puede persistir durante meses, y de hecho, el resultado real y definitivo tardar un año en lograrse.

Para nosotros, un mal resultado en una rinoplastia será cuando la nariz, a pesar de estar estéticamente correcta, no se muestre en armonía con el resto de estructuras óseas faciales del paciente. Por ello hay que tener claro que no es peligrosa la rinoplastia pero conlleva ciertas responsabilidades como esta. Existen muchos cirujanos plásticos que esculpen siempre la misma nariz en todas sus operaciones, narices estéticamente perfectas, pero realizadas en serie. Una de las mayores complicaciones de una rinoplastia, es desde nuestro punto de vista, que se cambie la expresión del paciente, de forma que tras someterse a una rinoplastia le cueste reconocerse y resulte una persona diferente, y con una nariz poco natural.

Desde el punto de vista médico, la rinoplastia tiene un postoperatorio en el que no suelen existir síntomas graves más allá de la excesiva inflamación de los tejidos, los hematomas o las alteraciones en la cicatrización. Teniendo esto en cuenta, no existen otros riesgos en la rinoplastia que supongan un verdadero peligro para la salud del paciente.

Descubre si una rinoplastia es el mejor tratamiento para tu nariz
Operación de rinoplastia en nuestra clinica de Madrid
En la Clínica del doctor Granado Tiagonce realizamos operaciones en la nariz

¿Cuánto cuesta una rinoplastia?

 

El precio de una rinoplastia es muy diferente del precio de una septoplastia. Hay que aclarar, que en el caso de la septoplastia, el precio está cubierto en España por la Seguridad Social y por las sociedades privadas de salud, por lo tanto aquellas personas que deseen únicamente arreglar un problema funcional, no van a tener que desembolsar cantidad alguna. En el caso de una rinoplastia, al tratarse de una intervención estética, el coste debe ser abonado por el paciente.

El presupuesto de esta intervención dependerá mucho del tipo y de la dificultad de la misma. El costo de una operación de nariz es también muy variable en relación al país donde se realice, y puede ser a partir de 1500€. Desaconsejamos completamente que a la hora de elegir a tu cirujano plástico, el criterio económico sea decisivo en tu elección, cosa que sí debe ser que el cirujano en cuestión sea miembro de la SECPRE.

Resultados de una rinoplastia

 

El resultado definitivo tras una rinoplastia se puede haber aumentado o disminuido la altura, la anchura y la longitud nasal, la definición, proyección y caída de la punta nasal, o el tamaño de los orificios nasales.

Se trata de una operación especialmente satisfactoria desde el punto de vista del paciente ya que mejorando la nariz se consigue recuperar la armonía del rostro, dulcificar las facciones de los pacientes, y adaptarla a las facciones de cada persona y a sus características propias.

Desde el punto de vista funcional, durante los primeros 15 días el paciente puede tener dificultades para respirar, ya que debido a la inflamación, el flujo de aire que atraviesa las fosas nasales no es el normal. Pasadas unas semanas la mejoría comienza a notarse, y al cabo de un mes suele haberse normalizado.

Antes

Después

Tratamientos alternativos a la rinoplastia

 

Existe un tratamiento estético, denominado rinomodelación, que se lleva a cabo con sustancias absorbibles que desaparecen al cabo de un tiempo, y que tienen como objetivo realizar pequeñas modificaciones en la nariz. Dependiendo del objetivo buscado, en muchas ocasiones esta técnica no va a ser útil, pero te dejamos más información en este enlace.

Hay otras alternativas como son el tratamiento con ácido hialurónico para aquellas personas que desean modificaciones más sencillas, como desniveles o corregir pequeñas imperfecciones tras una lesión. Puedes descubrir más, aquí.