TRATAMIENTO

Gluteoplastia o Elevación de Glúteos

Existen personas que se sienten a disgusto con la forma o el volumen de su glúteo, cosa que explica porqué la abdominoplastia y aumento de glúteos son dos de las cirugías corporales más demandadas en nuestra clínica. En muchas ocasiones vienen solicitando una elevación o aumento de glúteos; en otras desean eliminar su flacidez, la celulitis o posibles depresiones en esa parte del cuerpo.

Cuando hablamos de esta región anatómica, la cirugía que se realiza con más frecuencia es el aumento de glúteo. Esta cirugía se realiza tanto en hombres como en mujeres y se puede lograr de dos maneras, la primera utilizando implantes de silicona y la segunda mediante injertos grasos o lipoinyección.

La decisión de qué procedimiento se realizará dependerá de las características de cada paciente. La gluteoplastia de aumento con implantes glúteos es un procedimiento que se utiliza para mejorar la zona de los glúteos en pacientes que tienen de poco a moderado exceso de piel y que son muy delgados, por lo que no tienen posibilidad de realizarse un aumento de glúteos con grasa propia.

¿TIENES DUDAS?
Contacta con nosotros

913 521 697

¿Qué es la gluteoplastia?

 

Se reserva usualmente a pacientes mujeres muy delgadas, con un porcentaje de grasa corporal por debajo del 20%, que no son candidatas al aumento con transferencia de tejido graso o lipoescultura. En este caso, se emplea la técnica de la cirugía de glúteos con grasa inyectada que se pone en marcha a través de una incisión en el pliegue inter-glúteo, de aproximadamente 6 centímetros. Esto deja la cicatriz en un área que es muy poco evidente con el paso del tiempo.

Los implantes de glúteos pueden ser de diferentes formas. Están los redondos, y también los anatómicos o en forma de almendra. En cuanto a su superficie, pueden ser lisos o texturizados. La elección de la forma y el tamaño del implante se realizará de acuerdo a la las características individuales de cada paciente. La liposucción de glúteos, a diferencia de la mamaria, está hecha con rellenos de un gel mucho más cohesivo, lo que les otorga una consistencia mucho más firme para que no tengas que preguntarte a menudo cómo mantener la grasa inyectada en los glúteos. Esto, sumado a que proporciona una cubierta más gruesa, los hace mucho más resistentes y duraderos.

Los implantes se pueden colocar por arriba del músculo glúteo mayor, que se llama espacio subcutáneo o subfacial, o intramuscular, que implica que se coloque entre los músculos glúteos. Nuestra preferencia es colocarlos en el espacio intramuscular ya que proporciona mejor cobertura al implante, lo que da una apariencia mucho más natural y mejor evolución a largo plazo.

La gluteoplastia en hombres y mujeres

 

Aunque la mayoría de cirugías para el aumento de glúteos sea elegida por mujeres, también optan por esta medicina estética los hombres. No existen diferencias en cuanto al procedimiento quirúrgico entre lifting de glúteos masculinos y femeninos, pero sí en cuanto al tamaño.

Normalmente, las mujeres eligen un implante de glúteos para incrementar su tamaño, de manera que la prótesis tiene una forma más circular. Sin embargo, el implante de glúteos en hombres se hace para lograr una masa muscular más abultada, cuya forma vaya en consonancia con el resto del cuerpo. Por ello, el lifting de glúteos en hombres de hace con prótesis anatómicas.

¿Cómo es la recuperación de una gluteoplastia?

 

La recuperación de una gluteoplastia no es aparatosa. La cirugía tiene una duración aproximada de una hora y media a dos horas. Se realiza bajo anestesia general o epidural, de acuerdo a las preferencias del paciente y del anestesiólogo. Tras la cirugía de elevación de glúteos, el paciente permanecerá en el hospital por un día.

Una vez que reciba el alta médico, tendrá que guardar un reposo relativo, pudiendo sentarse cuando hayan pasado unas 24 horas mínimo de la intervención. También se recomienda dormir boca abajo hasta pasada la semana de la cirugía.

¿Cuánto cuesta una gluteoplastia en Madrid?

 

Muchas veces te habrás preguntado cuánto cuesta un aumento de glúteos en España, y lo cierto es que esta transferencia de tejido graso se considera actualmente el estándar de oro para ponerse glúteos, siempre y cuando el paciente posea un porcentaje de grasa superior al 20%. El precio de esta cirugía dependerá mayoritariamente del tamaño de la prótesis que se desee colocar.

La cirugía de elevación de glúteos consiste en tomar la grasa de algún lugar del cuerpo obtenida mediante la lipoaspiración y transferirla a otro lugar, inyectándose en diferentes planos. Con esto se consigue que la grasa sobreviva y pase a formar parte del nuevo lugar donde se colocó, logrando estirar glúteos con tejidos provenientes del mismo organismo para mayor seguridad y duración.

Resultados de una gluteoplastia

 

El resultado de una gluteoplastia persigue un mejor modelado del contorno corporal, ya que retiramos la grasa de los lugares de donde sobra o no se ve bien y la colocamos donde les hace falta a nuestros pacientes, obteniendo resultados armónicos, naturales, duraderos y con muy baja tasa de complicaciones. El relleno de grasa en glúteos tiene un porcentaje de integración o supervivencia de alrededor del 20%, lo que implica que siempre que se pueda se corregirá o se inyectará un poco más que el que hemos calculado, de manera que baje la inflamación y aparezca el resultado deseado.

Sin embargo, este 20% de porcentaje inicial se absorbe durante el primer mes del postoperatorio y está contemplado dentro de la planificación de la cirugía, por lo que no afecta el resultado final.

Antes

Después

Tratamientos alternativos a la gluteoplastia

 

La pexia glútea es una cirugía que entra dentro de lo que recientemente se ha denominado cirugía plástica postbariátrica, que son un conjunto de técnicas diseñadas para tratar las alteraciones en el contorno corporal que se producen en el caso de pacientes que pierden muchos kilos de golpe. Estas pérdidas masivas de peso usualmente se producen posterior  a la realización de cirugía para la obesidad, aunque hay algunos pocos pacientes que logran el mismo fin con dieta y ejercicio.

En estos casos, la pexia se diseña como parte de la dermolipectomía abdominal posterior, utilizando la grasa que de otra manera se tiraría para realizar un aumento con este tejido graso de la espalda baja. La incisión  es horizontal y se coloca en el borde posterior de la cadera para que la cicatriz resultante esté oculta bajo la ropa interior o el bikini. A continuación se despega la piel junto con el tejido graso del glúteo, dejándolo pegado en su parte central para asegurar su sobrevivencia. Luego se pliega sobre sí misma y se coloca debajo de la piel de los glúteos, se fijan al músculo y se cierran las heridas.

Con esta cirugía corregimos varios problemas. Entre ellos se encuentra que logramos eliminar el tejido sobrante del abdomen posterior, corregimos el glúteo caído y proporcionamos al mismo tiempo un aumento con tejido graso, con un resultado natural y duradero en el tiempo. En cuanto a la recuperación y el manejo postoperatorio, es similar al de la dermolipectomía abdominal.

Otros artículos de interés