TRATAMIENTO

Inyecciones de botox

El tratamiento estético con botox se utiliza para rejuvenecer el rostro. Botox es el nombre por el cual conocemos a la toxina botulínica tipo A que es una proteína presente en todos los animales.

Con la edad, vamos perdiendo firmeza y elasticidad en la piel debido al paso del tiempo. Al igual pasa con los músculos de la cara, se estiran con la edad y van incrementando las líneas de expresión del rostro causadas por la sonrisa, el llanto, expresiones de sorpresa o tristeza y empiezan a marcarse las arrugas en patas de gallo, entrecejo o alrededor de la nariz y las comisuras de los labios.

El botox es la solución estética más utilizada para atenuar arrugas y líneas de expresión.

¿TIENES DUDAS?
Contacta con nosotros

913 521 697

¿Qué son las inyecciones de botox?

 

El tratamiento con toxina botulínica consiste en diversas inyecciones con micro agujas directamente en el músculo que actúa detrás de cada arruga o línea de expresión, la toxina se infiltra y su acción paraliza el músculo relajando la tensión del mismo lo que evita que este se contraiga y aparezcan las líneas y arrugas de expresión durante un periodo de tiempo cuyo efecto suele durar de cuatro a seis meses, dependiendo de la respuesta de cada paciente.

Durante el periodo de inhibición de movimiento que se produce en el músculo, conseguimos que tampoco se produzcan o aparezcan nuevas arrugas, por lo que el botox tiene ese efecto preventivo muy eficaz tanto en pieles jóvenes y maduras. Es un tipo de tratamiento que puede empezar a hacerse a partir de los 30 años, normalmente una o dos veces al año, aunque el medico estético será quien diagnostique la necesidad del tratamiento para cada caso atendiendo a la edad y el estado y calidad de la piel de cada paciente.

El botox normalmente se infiltra en la zona de la frente actuando en los músculos de las zonas del entrecejo, frente y patas de gallo. En algunos casos se puede llegar a la zona de alrededor de la nariz y en algún punto alrededor de la boca. También puede utilizarse para levantar un poco las cejas en lo que se conoce como elevación de la cola de la ceja. Asimismo, el botox es un buen aliado en casos de pequeñas arrugas en la zona de cuello y escote.

El botox inhibe la actividad del músculo, con este producto no rellenamos ni damos volumen, por lo que no se usa para hidratación de labios o como relleno dérmico. Sus efectos comienzan a notarse a los dos o tres días de la sesión y después van desapareciendo gradualmente. Cuando el paciente empieza a ver que los efectos ya no se notan demasiado se recomienda que acuda a consulta y así su médico puede valorar la necesidad y viabilidad de una nueva sesión de inyección de botox.

¿Cómo es la recuperación tras el tratamiento con botox?

 

Después de la sesión de botox, el paciente puede volver a sus actividades habituales, puede ducharse, pero no es recomendable hacer ejercicio físico, ir a la piscina o bañarse en el mar. El paciente puede ejercitar los músculos donde se ha infiltrado el botox intentando estirar la frente, por ejemplo, esto no interfiere en el tratamiento, pero no debe frotar o masajearse la cara después de la sesión ni tampoco tumbarse.

Después del tratamiento algunos de los efectos secundarios que pueden aparecer son rojeces, hematoma o algún grano o protuberancia en la zona de los pinchazos, a veces puede elevarse o caerse las cejas o párpados. En algunos casos se presenta dolor de cabeza por la tensión de los músculos. Pero estos son efectos que generalmente duran poco tiempo.

Se recomienda asimismo usar lociones o cremas hidratantes especificas después de los tratamientos estéticos para ayudar a calmar y regenerar la piel. El botox tiene una duración de entre cuatro y seis meses, aunque es importante que cuando el paciente empiece a notar que los efectos de la toxina van desapareciendo, acuda a la consulta de su médico estético para que este valore como van funcionando de nuevo los músculos y la estructura muscular del paciente, esto ayuda al médico a adaptar las nuevas inyecciones a las zonas de músculo específicas y propias de cada rostro consiguiendo los mejores resultados.

Como en todo tratamiento estético es muy importante dar con un médico adecuado que sea especialista y conozca la fisionomía humana a la perfección. Como en todos los tratamientos estéticos, no es aconsejable realizarlos mientras se está embarazada o durante la lactancia, si muestra alguna inflamación cerca de la zona de la inyección y tampoco si ha sido operado en una fecha cercana. El botox es un tratamiento estético con el que se consiguen grandes resultados y muy naturales por lo que los pacientes se muestran muy satisfechos y en la mayoría de los casos repiten.

¿Cuánto cuesta un tratamiento de botox?

 

El tratamiento dependerá de la necesidad de cada paciente, en pieles jóvenes no es necesario usar la totalidad de una ampolla de bótox y se inyectará solo en puntos específicos. En pieles a partir de los treinta y cuarenta años la inyección dependerá del estado de la piel de cada paciente, según la necesidad de cada una se pondrá botox por zonas, por ejemplo, el entrecejo solo, solo patas de gallo o en la totalidad del área frente, entrecejo y patas de gallo.

El precio del tratamiento teniendo en cuenta lo anterior comienza a partir de 200 € pero siempre será necesario acudir a una consulta previa para valorar la necesidad específica de cada paciente. Después de la valoración médica, al paciente se le facilita un presupuesto cerrado para el tratamiento.

Resultados del tratamiento con botox

 

El tratamiento con inyecciones de botox consigue una mejoría evidente en las arrugas de la piel y en las lineas de expresión. A continuación pueden ver imágenes del antes y despues de este tratamiento.

Antes

Después

Tratamientos alternativos al botox

 

Uno de los tratamientos faciales sin cirugía alternativos al botox son los hilos faciales para tensar la piel del rostro como método para prevenir la flaccidez y conseguir un efecto lifting. Los hilos faciales requieren una sesión un poco más larga de lo que sería una inyección de bótox, pero sus efectos son duraderos, entre ocho meses y un año.

En cuanto a otros tratamientos para tratar arrugas profundas y exceso de piel, habría que optar por una cirugía facial como un lifting o mini lifting cuyos efectos son más duraderos y más espectaculares que con las inyecciones de bótox. En el caso de optar por la intervención quirúrgica, el paciente deberá pasar por un preoperatorio médico, intervención hospitalaria con anestesia y contar con que el tiempo postoperatorio es más largo, de uno a dos meses, donde se realiza un seguimiento del estado del paciente y los resultados de la intervención con revisiones semanales.

Otros servicios de cirugía sin bisturí

mesoterapia-01

Mesoterapia corporal

hidratacion-de-labios-01

Hidratación de labios

hilos-tensores-01

Hilos tensores

lipolyx-01

Lipolyx

carboxiterapia-01

Carboxiterapia

plasma-rico-en-plaquetas

Plasma rico en plaquetas

otoplastia-02

Earfold

terapia-fotobiologica-01

Terapia fotodinámica

01-levantamiento-de-cejas

Mesoterapia facial

lipofilling-01

Lipofilling

microneddling-01

Microneedling

exilis-facial-01

Exilis

unidad-de-laser-01

Unidad de láser

micropigmentacion-01

Micropigmentación

tratamiento-de-estrias-01

Tratamiento de cicatrices y estrías

lipossucion-del-pubis

Flacidez y celulitis

hiperhidrosis-01

Hiperhidrosis