• en
  • fr
  • ru
  • es

Mamas tuberosas las grandes desconocidas

Muchos aspectos de nuestro cuerpo suelen crearnos inseguridades, malestar, ansiedad o miedo, pero no debemos tener esa concepción de nosotros mismos, pues muchos de esos denominados “defectos” son aquellos que nos hacen únicos, y otros que surgen por otras causas, que tienen solución.

Ese es el caso de las llamadas “mamas tuberosas o tubulares”, un problema para muchas mujeres en las mamas que ven como sus pechos no son “normales” a los del resto de mujeres y, con ello, sufren mucho complejo en sí mismas.

Si apreciamos que nuestras mamas son “distintas” la una de la otra, y desconocemos el por qué, acudir a expertos en este problema corporal puede darnos muchas respuestas y abrirnos paso a una solución definitiva, es el momento de acudir a una de las mejores clínicas de cirugia estética en madrid, la Clínica Granado Tiagonce.

¿QUÉ SON LAS MAMAS TUBEROSAS?

Las mamas tuberosas son una mal formación en el pecho de la mujer, sin origen estudiado aparente, que se caracteriza por tres signos clínicos:

1.     No hay tejido mamario en la parte inferior del borde inferior de la areola.

2.     Omisión del surco submamario

3.     Debido a lo anterior, la mama toma forma tubular, dilatando la areola y, en algunos casos, herniándola.

¿POR QUÉ SE ORIGINAN LAS MAMAS TUBEROSAS?

Aunque aún no están definidas las causas concretas por las que se producen estos cambios en nuestro cuerpo al desarrollarse, si conocemos su evolución. El inicio se encuentra en las fascias (tela) que envuelve las mamas de una mujer. Cuando encontramos unas mamas tuberosas significa que la fascia profunda se engruesa, lo que impide que el pecho se desarrolle de manera correcta a lo normal.

Al ocurrir este mal desarrollo, se comienza a formar un surco submamario, se hernia la glándula y se dilata la areola.

GRADOS DE MAMAS TUBEROSAS

En este tipo de problemas en el pecho de las mujeres, existen a su vez diferentes grados de la malformación. El primer grado (I) se produce cuando tenemos un desarrollo mamario deficitario en el cuadrante interno e inferior de la mama. El segundo grado (II) cuando se completa en su totalidad este desarrollo deficitario. Finalmente, un tercer grado (III) se produce cuando existe un nulo desarrollo mamario en los cuadrantes superiores e inferiores de la mama.

¿CON QUÉ FRECUENCIA SE PRODUCE?

Las mamas tuberosas o tubulares conllevan una deformidad en la mama y ocurre con mucha frecuencia en mujeres actualmente. En las clínicas de cirugia plástica destinadas a la cirugía de mamas, como Clínica Granado Tiagonce,acuden aproximadamente una de cuatro mujeres para realizarse una intervención por este problema.

¿EN QUÉ CONSISTE LA INTERVENCIÓN DE MAMAS TUBULARES?

Cuando asistimos a una clínica de cirugía plástica para corregir unas mamas tuberosas, debemos conocer el centro al que nos dirigimos, corroborar su experiencia en este tipo de cirugías y conocer todos los detalles de nuestro propio caso para tranquilizarnos antes de la intervención de que todo va a salir correctamente.

La cirugía de mamas exige de unos conocimientos de las anomalías de las mamas muy profundos y se tiene que planificar la actuación de manera exhaustiva y minuciosa.

Esta operación consiste en tratar la malformación de la mama y corregir la posición a través de la remodelación del tejido del pecho, insertando una prótesis con un efecto natural en la mama. Esta intervención tiene una duración aproximada de 3 horas en total.

¿QUÉ PERSONAS PUEDEN REALIZARSE ESTA OPERACIÓN?

Esta intervención de cirugia de mamas  es apta para mujeres que padecen mamas tuberosas que hacen que su pecho tenga una forma picuda.

También, mujeres que tengan unos senos estrechos y una proyección de los mismos hacia delante o aquellas que cuentan con una areola de tamaño considerable con respecto al volumen total de su pecho.

También suelen ser intervenidas pacientes que tienen senos caídos y separados más de lo normal uno del otro.

Las mujeres que padecen en su anatomía el problema de unas mamas tuberosas, son conscientes de dicha deformidad, pues conocen su cuerpo, y más concretamente, su pecho y reconocen la forma inusual de las mamas.

Cuando ocurre esta situación, el denominador común de todas las mujeres es querer intervenirlo para una corrección y mejora de su pecho, pues además de ganar en un aspecto más natural y bonito de las mamas, se busca una salud futura de los senos.

Ser exigentes con la elección de los mejores cirujanos plásticos y especialistas en mamas tuberosas es la mejor forma de asegurarnos unos resultados finales adaptados a nuestras expectativas, escogiendo una clinica de cirugia plástica con la suficiente experiencia para saber tratar las mamas tuberosas en cirugia de mamas.

Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta el uso de cookies en su navegador Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close