TRATAMIENTO

Nutrición estética corporal en Madrid

El cuerpo necesita, antes de someterse a cualquier tipo de tratamiento médico estético, perder peso. En ocasiones, el aumento de kilos hace que las facciones de las personas empeoren, se desdibujen y según el exceso de peso con el que cuenten, lleguen incluso a perder toda estética, simetría y proporcionalidad.

Por este motivo, nuestra unidad de medicina estética está directamente asociada con la sección de dietética y nutrición, dentro de la que se encuentra la nutricosmética incluida. Esto es lo que hace que cuidemos de nuestros pacientes no solo por fuera, sino también por dentro, ayudándolos modificar el estilo de vida a favor de su nutrición y salud.

¿TIENES DUDAS?
Contacta con nosotros

913 521 697

¿Qué es la nutrición estética, nutriestética o nutricosmética?

 

La nutrición estética es definida por muchos como la belleza que se come y se bebe, que viene a decir que si queremos cuidarnos por fuera también debemos hacerlo por dentro. Por ejemplo, existen suplementos específicos como el colágeno o el ácido hialurónico que con el paso de los años se dejan de producir, cosa que afecta directamente a el estado de nuestra piel. Estos datos que cuentan la mayoría de blogs o libros de nutrición son los típicos que no sabemos cómo poner en marcha, o nos surgen dudas sobre si funcionarán correctamente, entre otras.

Todos estos tratamientos específicos de nutricosmética deben ser recomendados por un dietista nutricionista y siempre aplicados por médicos especialistas, basándose en suplementos nutricionales de calidad orientados a mejorar tanto la piel, como el cabello o las uñas. Uno de nuestros objetivos fundamentales en este tipo de pacientes es estimular su producción de colágeno y elastina, consiguiendo a la vez una regeneración de los tejidos celulares y realizando un aporte extra de nutrientes necesarios para conseguir un aspecto mucho más saludable y rejuvenecido.

En nuestra clínica contamos con tratamientos supervisados por médicos expertos en nutrición y metabolismo, como son los productos dietéticos basados en la dieta mediterránea, más suplementación específica para combatir la flacidez y el exceso de grasa. También atacamos la celulitis con productos nutricosméticos que combinamos con terapias manuales específicas, tremendamente efectivas en la gran mayoría de los casos. En otras situaciones, logramos combatir astenias estacionales, minimizar el decaimiento o la fatiga muscular, así como equilibrar nutricionalmente las denominadas “dietas milagro” con comida sana y actividad física como ingredientes básicos.

¿Cuanto cuesta la nutricosmética?

 

La nutricosmética no tiene un precio excesivo. Sí es muy importante adquirir productos de calidad, con los grados de concentración adecuados y sobre todo, de laboratorios reconocidos y con larga trayectoria. Existen complejos vitamínicos con un precio a partir de 8€ para un mes, así como complementos específicos mensuales para la caída del cabello desde 22€.

La nutricosmética de calidad está al alcance de todo el mundo, y no tiene por qué ser mejor aquella que tenga un coste más elevado. Nosotros recomendamos siempre estudiar la composición de los suplementos alimenticios y su grado de concentración, para realmente no equivocarnos a la hora de su elección.

No obstante, todos estos protocolos tanto de nutrición como de nutricosmética, deben de tener una duración mínima de tres meses, siendo en la mayoría de los casos recomendable llegar a los seis para conseguir resultados visibles y duraderos en el tiempo.

Resultados tras la nutricosmética

 

Siempre que el paciente complete los protocolos y los realice de forma continuada y correcta, tanto la dieta balanceada con los tipos de alimentos que les recomendemos como el ejercicio constante, los resultados se empezarán a ver a partir de los 2 meses en el 80% de los casos. Resulta increíble descubrir cómo con una nutrición inteligente, la piel se muestra mucho más hidratada y tersa, su aspecto rejuvenece y en la mayoría de los casos, está mucho más preparada para recibir cualquier tipo de tratamiento médico estético, respondiendo infinitamente mejor y consiguiendo que los efectos se prolonguen más en el tiempo.

El cabello también responde muy positivamente en pacientes que desean aumentar su cantidad y sobre todo, su calidad. Los suplementos alimenticios capilares constan de una duración mínima de seis meses, siempre previo diagnóstico médico. Ahora bien, si los pacientes dejan de consumir en un momento dado los productos pautados en su rutina nutricosmética, la piel, las uñas o en este caso el cabello, en pocas semanas volverá a su situación inicial, aunque claramente algo mejorado por el efecto del tratamiento. En definitiva, si no se aboga por la buena nutrición y mantenimiento de estas partes del organismo, finalmente terminará por envejecer al mismo ritmo que lo hace el resto del cuerpo.

Protocolos en nutricosmética

 

Recomendamos que este tipo de protocolo de alimentación saludable rico en proteínas y vitaminas, que dejan de lado las grasas saturadas y los hidratos de carbono, sean instaurados en la rutina de los pacientes de forma definitiva, creando un hábito de cuidarse y protegerse frente a los activos nocivos externos que nos afectan en el día a día.

Los pacientes en nuestra clínica se pueden preparar con protocolos específicos y recetas saludables determinadas antes de su cirugía, consiguiendo de así una recuperación mucho más rápida tras el acto quirúrgico y unos resultados que van a ser mucho más duraderos, ya que los cirujanos plásticos trabajamos en mejores condiciones con una piel tratada y fortalecida.

Que presten especial atención los pacientes fumadores, a quienes aconsejamos seguir este tipo de tratamientos antes de cualquier cirugía plástica, ya que las condiciones de su piel van a ser peores que las de un no fumador.

Tratamientos alternativos a la nutricosmética

 

Muchas son las alternativas a la nutricosmética, sobre todo en medicina estética, donde son numerosas las infiltraciones y productos con los que contamos para rejuvenecer la piel y mejorar su calidad. De todas formas, la alimentación balanceada más que ser un tratamiento alternativo, en muchas ocasiones se convierte en complementario.

Los tratamientos con maquinaria específica como el láser o la radiofrecuencia son grandes alternativas que, sin ser cirugías, consiguen grandes resultados en la mejoría de la calidad de la piel de los pacientes, siempre que se establezca un protocolo específico para cada uno de ellos. Sciton o BTL Emsella son dos tipos de las tecnologías disponibles en nuestra clínica, la receta más fácil para conseguir sentirse bien consigo mismo de la forma más cómoda posible.

Otros artículos de interés